Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Horoscopo Chino 2015 por Ludovica Squirru

La famosa astrologa revela sus predicciones 2015

El 2015 es el año de la Cabra de Madera en el horóscopo chino, un texto predictivo que comprende doce animales del horóscopo que son metáforas del comportamiento humano y de la energía, que cada uno encauza para construir su propio destino.

En el libro, editado por Urano, Ludovica señala que “el mundo se está debatiendo en la sobrevivencia y solo ‘quienes amen a su prójimo como a ellos mismos’ saldrán ilesos”, por lo que plantea que “es fundamental que nos unamos con guías serenos, altruístas, visionarios, capaces de delegar en quienes tienen méritos por su talento, trayectoria y estudio”.

ludovica2015Para la astróloga, lo que propicia para el año próximo la Cabra de Madera se materializó el viernes último con la presentación de la Misa Criolla -obra musical de Ariel Ramírez- en el Vaticano, en homenaje a la Virgen de Guadalupe, en una celebración profundamente latinoamericana donde lució la bandera de los pueblos originarios, dice en una entrevista con Télam.

“La Misa Criolla del viernes es un ejemplo de cómo se puede transformar a través de la religión y el arte una conciencia universal de todos los que vimos eso, donde se vio a un guía que genera entusiasmo a través del arte y llega a modificar el espíritu humano”, sostuvo Ludovica, quien describió a Patricia Sosa como una “medium” y al papa Francisco “rejuvenecido por la felicidad” de ese encuentro.
“Ver a toda esa gente de América Latina y ver a nuestros músicos, ese charango…se superó el sincretismo, lo ecuménico, se movió la energía de ese lugar, eso se sintió: un recinto donde se vuelve a sentir a dios, porque el arte te conecta también con lo superior”, dice emocionada.

“El año de la Cabra tiene que ver con eso, con que si nos juntamos en algo que es realmente supremo, de corazón, se puede cambiar el kali yuga (la oscuridad) al que nos expone este tiempo”, señala.

Un tiempo de “fin de ciclo donde la humanidad está muy desorientada, alienada, descarriada, sobresaturada de un vacío existencial por haberse alejado tanto de la naturaleza, que coincide con otras profecías, como la maya y la india”, advierte.
En este sentido, Ludovica señala que la Cabra propone “jugarse por los sueños y las utopías, reencontrarse en lo interno, sincerarse con uno mismo y reconocer las cosas que tenemos como trabas, prejuicios, escuchar más al otro, abrirse con cautela y prevención como hacen los chinos”.

“El sueño de la Cabra de Madera es realmente maravilloso para abrirse, expandir luz, crear lazos, y como los chinos dicen, el año de la cabra es el año para las grandes reconciliaciones por problemas que quizás se hayan tenido por años en la familia”, señala.

“Es el signo ideal -continúa- que logra que estos problemas se encaucen, porque las cabras tratan de reconciliar, crear esos puentes que están muy rotos, por eso en las charlas recomiendo las constelaciones (psicoterapia familiar orientada a la sanación)”.

En esta línea, considera que “es la época de meterse a fondo con la vida de cada uno, con lo que le pasa al prójimo, de lo más cercano que tengas en tu familia, porque es el núcleo del que salimos, y eso se ha desintegrado, y se puede revertir empezando por uno”.

“El año de la Cabra es además como un zapato que te queda chico, que no podés seguir usando; un año para revelarte frente a todo lo que sentís que no va más, porque no hay nada mejor que hacer lo que viniste a hacer en la vida”, dice.

Augura asimismo que “será el año de los artistas y artesanos” y recomienda que quienes puedan “inicien un éxodo de las capitales del país y se radiquen en el territorio que los espera para cultivarlo y ejercer una nueva vida de intercambio, de trueque, de contacto con la naturaleza”.

En cuanto al panorama para Argentina, Ludovica valora que este año, el país se haya abierto a China, cuyo presidente, Xi Jiping, recordó que “el año del caballo (2014) era un símbolo de gran amistad “para entablar lazos culturales, económicos, artísticos y también geopolíticos”.

“De pronto, el gigante asiático se acerca a nosotros con su flota de vagones de trenes, barcos, apertura de rutas regionales, inversión en empresas hidroeléctricas, alta tecnología industrial y agropecuaria para enseñarnos la cultura del trabajo”, se lee en el libro, en el que agrega que ese vínculo continuará para recuperar “el espíritu fundacional”.

Asimismo, destaca “la vocación de reconciliación de Argentina”, que “pide cerrar heridas” en un año que “renacerá la solidaridad para los más indefensos” y “surgirán planes a corto plazo para apalear la crisis que anida en el femicidio, la trata de personas, en los niños explotados laboral y sexualmente”.

En cuanto a las elecciones, Ludovica anticipa que “surgirán como brotes de soja o claveles del aire candidatos” por lo que aconseja “iniciar una meditación desde este instante; apagar todo lo que tengan de tecnología y escuchar el latido de su corazón”.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *